trademe logo


Trade Me es el sitio de subastas y anuncios clasificados online de mayor popularidad y volumen de tráfico de Nueva Zelanda. Lo dicen las cifras: más de dos millones de usuarios activos al mes (una cifra que no para de crecer), 650 000 visitas diarias y siete millones de anuncios. Es el primer recurso electrónico al que acuden los neozelandeses cuando quieren comprar o vender algo, desde coches hasta casas.

trademe.co.nz/
Sector: mercados online/comercio electrónico
Ubicación: Wellington (Nueva Zelanda)
Cliente desde: 2019


Funcionalidades favoritas
Red mundial de distribución
VCL personalizable
Optimización de imágenes
WAF de última generación
Enterprise Support

Trade Me: distribución de contenidos superrápida para el principal sitio de subastas online de Nueva Zelanda

Trade Me es el sitio web de compraventa y anuncios clasificados por excelencia de Nueva Zelanda. ¿Sabías que publica más anuncios que población tiene el país? El éxito de un sitio de comercio electrónico de este calibre, que mueve tanto tráfico y con tanta densidad de imágenes en sus contenidos, depende de optimizar con rapidez el recorrido de los clientes.

En un primer momento, Trade Me llamó a la puerta de Fastly en busca de una solución de CDN que acercara físicamente el contenido a los usuarios en plena migración de centros de datos a la nube. Sin embargo, la empresa vio que la plataforma de Fastly en el edge ofrecía una serie de ventajas holísticas que mantendrían el volumen de compras y la satisfacción de los clientes cara al futuro.

El desafío: mantener la excelencia en la experiencia del cliente en plena transformación digital

Trade Me lleva en el sector del comercio electrónico desde 1999. Por aquel entonces, la migración a la nube no era más que una quimera. La maquinaria que ponía en marcha las operaciones de Trade Me eran centros de datos ubicados en Auckland y Wellington, en Nueva Zelanda. La desventaja de este planteamiento era que la configuración y el mantenimiento de los servidores y la distribución de Trade Me dependían en gran medida de costosos procesos manuales.

Migrar a la nube pública y mejorar el stack tecnológico aportaría las ventajas de automatización que la infraestructura de distribución necesitaba para lograr los niveles deseables de escalabilidad, pero con estas mejoras surgían otros desafíos:

  • La mayoría de los clientes de Trade Me viven en Nueva Zelanda, pero los servidores de Google Cloud más cercanos están en Sídney (Australia), a 2223 km; demasiado lejos del origen de sus visitas.

  • Al operar con servidores físicos ubicados en Nueva Zelanda, Trade Me podía hacerse cargo de la distribución de contenido al público neozelandés incluso si la conectividad internacional se veía comprometida por fallos en la red o ciberataques. La migración a la nube, pues, plantearía problemas de seguridad y fiabilidad.

Además de implementar un nuevo modelo de distribución basado en la nube, Trade Me necesitaba una plataforma en el edge que cumpliera sus necesidades en cuanto a seguridad y fiabilidad.

Más allá del contenido: una plataforma de edge cloud centrada en la experiencia del cliente y la protección de activos

En Trade Me se quedaron muy tranquilos cuando preguntaron a su partner de servicios en la nube por una solución de CDN y este aseguró que Fastly era ideal para sus necesidades. Además, adoptar una plataforma en el edge nativa de la nube les aportó otras ventajas significativas.

En primer lugar, la integración de Fastly con VCL aporta una funcionalidad excelente. Al suprimir puntos de concentración y dispositivos innecesarios, mejoró la experiencia de uso, ya que se agilizó el recorrido de los usuarios por el sitio web de Trade Me.

Por si esto fuera poco, ahora la empresa cuenta con ciberseguridad sólida: Fastly y su WAF de última generación (con tecnología de Signal Sciences) mantienen a raya los ataques de DDoS y logran diferenciar falsos positivos de ataques reales de forma automatizada. Además, al ser una solución que se integra sin complicaciones con Google Cloud, se pueden extender activos en horizontal a gran escala.

Por último, como la solución brinda una mayor visibilidad de las medidas de seguridad con las que se protegen las aplicaciones, es fácil identificar con precisión qué puntos de las mismas reciben ataques provenientes del edge (y neutralizarlos).

«Fastly se adapta a nuestras ideas sin intentar cambiarlas»

¿Ha aportado Fastly alguna ventaja inesperada? Sí, sin duda:

  • Fastly equilibra los silos autónomos de trabajo con una visibilidad mejorada y centralizada. Jason Keating lo sintetiza así: «Somos una empresa muy ágil y debemos dar autonomía a nuestros equipos, pero también necesitamos cierta visibilidad centralizada. Así, podemos detectar fallos en cascada, recuperar el control y mitigar cualquier riesgo sistémico».

  • El enfoque personalizado que Fastly da a su servicio de asistencia técnica es justo lo que Trade Me necesita para desarrollar soluciones creativas. Este aspecto es vital para expertas como Kate Pearce, a quien le gusta abordar las tareas desde perspectivas diferentes: «Valoramos muchísimo que Fastly haga el esfuerzo de entender nuestras propuestas, por alocadas que sean, y se adapte a ellas. Fastly acoge nuestras ideas tal y como son, sin intentar cambiarlas».

Así pues, de momento, todo va como la seda, pero eso no es motivo para que en Trade Me se duerman en los laureles: ya están en fase de pruebas con Compute@Edge de Fastly con el fin de acelerar su transición a la informática sin servidores a gran escala. Estamos deseando ver los resultados.












«Trasladar nuestros servidores a Australia supuso un problema: cada trayecto de ida y vuelta incrementaba mucho la latencia. Debíamos acercar físicamente el contenido a nuestros clientes, y hacerlo a la velocidad de la luz».

Kate Pearce
Head of Security de Trade Me













«Antes, Trade Me no estaba sacando el máximo partido a la solución de WAF: nos daba problemas y bloqueaba el tráfico de clientes legítimos. Con la solución de Fastly, apenas unas semanas después de la implementación, activamos el modo de bloqueo y nadie, ni nuestros clientes ni nuestros responsables de ciberseguridad, notó el cambio».

Jason Keating
Principal Cloud Engineer de Trade Me